El cuidado Post-parto

Buenísimas tardes!!

Me gustaría hablaros de un tema que a mí me tiene un poco preocupada.

El cuerpo tras el postparto.

Después de dar a luz, todo es una revolución hormonal, tienes una barriga que no es la tuya, ni es la que tenías hacía unos días, tus pies de repente se convierten en morcillas y se te deforman de la cantidad de líquido retenido, te duele tanto el pecho que no sabes si arrancártelo, estás con los loquios más de 40 días, cuando a ti eso de la regla ya se te había olvidado.

Y para colmo, se te empieza a caer ese precioso pelo lustroso que tenías y tu piel se empieza a secar como la mojama.

Pues sí amigas, esa piel tan radiante, ese cutis tan divino, de repente empieza a quedarse tan seco que hace sonido cuando pasas la uña sobre la piel.

Mi piel después de dar a luz

Efectivamente, el postparto es una época bastante mala. Estás echa una mierda y tu cuerpo no ayuda en nada.

Hoy me voy a centrar en el tema que me preocupa, que es la caída del pelo y la piel seca.

Como os iba contando, tu cuerpo sufre tal caída hormonal que repercute en muchas partes de tu cuerpo, de ahí la importancia de los complementos vitamínicos especiales para el postparto y la lactancia.

En mi caso yo estoy tomando vitaminas ya que sigo dando el pecho, y aún así la caída del pelo es monumental, se me cae a puñaos.

Sin embargo a pesar del susto es algo normal, y es debido a la falta de estrógeno, que durante el embarazo hacía que no se nos cayera tanto y luciera como si fuéramos modelos pelo Pantene, y claro, ahora se nos está cayendo todo lo que no se ha caído en 9 meses.

Que fue de mi melenaza al viento

Pero que no cunda el pánico!

El pelo vuelve a nacer y si además lo mimamos con mascarillas naturales mucho mejor.

Yo para hacer potingues soy un poco vaga, pero mi amiga Verónica del Blog Bulalaica hace unas mascarillas naturales geniales para esta época, y ayudar a que el pelo luzca bonito.

Así que mejor os pongo su link y ella os lo cuenta, eso sí, luego me tenéis que decir cuáles os han gustado más.

Mascarillas para el cabello

Por otro lado tenemos la piel de mojama, esa piel tan lustrosa que casi no hacía falta ni echarte crema porque era suave como la seda, se quedó atrás, y ahora no hay crema que consiga dar hidratación suficiente.

Si estás en verano es más fácil estar echándote crema durante todo el día, pero cuando llega el frío y estás forrada hasta la coronilla, ya el echo de ponerte crema como que da fresco, y si ya te pones la Nívea de bote azul, ya te puedes enchufar el calentador porque vas a estar un buen rato desnudica hasta que tu piel absorba la crema.

Para esto no hay remedio que valga, nada más que untarnos en crema, hasta que la piel vuelva a ser lo que era antes del embarazo.

Después de casi 5 meses mi piel empieza poco a poco a volver a su ser.

Y vosotras que tal habéis llevado estos cambios?

Anuncios