Ya somos 4

El 17 de Agosto de 2017 ( 170817) nos levantamos todos bien temprano, total no habíamos pasado la mejores de las noches debido a los nervios y la tensión, en unas horas nuestras vidas iban a cambiar y no era para menos.

Ultima foto con barriga


A las 8:00 hr teníamos que estar en el hospital 12 de octubre de Madrid( recordar que es público y quiero recalcarlo bien), muchos nervios,  tales que en cuanto llegamos nos fuimos a admisión y por poco si no veo a mis padres, ya que inmediatamente me pasaron a la sala de espera, les di un beso y me despedí temerosa, estaba muy acojonada por el quirófano, y eso que ya había pasado varias veces en los últimos 6 años, pero siempre tienes ese miedo de que algo va a pasar y no vas a salir, pues eso estaba cagaita por si me iba pa el otro barrio.  

Una vez dentro la ginecóloga me hizo una eco para ver la situación de la placenta previa oclusiva, ya que si estaba hacia delante dificultaría un poco más la cesárea y el riesgo de sagrado era mayor, aunque ya tenían reservada sangre por si las moscas, ( cosa que me encantó), además nos preguntó si el papa iba a querer estar en el parto, what???!! Como que estar en el parto???? Pues si, el papa podría estar conmigo mientras que a mí me abrían en canal, que cosas tan modernas y que geniales, con Pajarito estuvo en la sala de al lado y no le vi hasta pasadas 3 horas. Sin lugar a dudas dijimos que si!!! O mejor dicho yo me adelante con un rotundo SI SI SI jaja.

Cuando llegué a la habitación ya empiezas a notar de que se está acercando el momento, te ponen la vía y te dicen que en seguida te bajan a quirófano, a quirófano ya? Pero si acabamos de llegar!!! 

Pues nada ultima foto y marchando


Llegamos a quirófano y me ponen la epidural, he de decir que el anestesista era muy majo, porque le tengo pánico a las agujas que no veo, y cuando me quise dar cuenta ya me había pinchado, es tannnn leve el pinchazo que a penas te enteras.

A continuación una serie de protocolos escritos que todo el personal de quirófano iba aceptando y repitiendo en voz alta, cosa que me estrañó pero me gustó que todo estuviera bien atado.

Pasados unos minutos el papi entra en quirófano y se pone detrás de mi, ninguno puede ver la operación porque tenemos un panel delante, pero fue emocionante estar hablando de nuestras cosas, riéndonos y sentirnos juntos en este camino. Y a las 10:40 hr la cirujana nos dice:

Bueno pues ya tenemos aquí a Alonso…

Segundos de incertidumbre, pero rompió a llorar, y las lágrimas recorrieron mis mejillas, papa me daba besos, y yo no podía esperar más a verle, y así sin darme cuenta me lo colocan encima!!! Todo amoratado, lleno de grasilla, y ya muero de amor, rompo a llorar más y no podemos ser más felices, estábamos viviendo una experiencia inolvidable, que con el primero no vivimos, y eso gracias al hospital, por hacer un parto respetado.

Ya éramos 4 en nuestra familia.

Durante todo el proceso de cerrar la cesárea, el bebe estuvo encima de mi y papi estuvo sujetándolo junto con la pediatra, que no le quitaba ojo x si pasaba algo.

Y con el mochuelo encima nos vamos a la sala de recuperación. Allí nos esperarían 5 horas de recuperación, que se nos hicieron interminables.

Nada más llegar a la sala llegaron las enfermeras y me ayudaron a colocar al bebe para dar el pecho, yo les conté el problema que tuve con Pajarito, y que iba a intentar que esta vez fuera lactancia materna, pues ellas súper majas ya me empezaron a dar consejos y a enseñarme cómo hacerlo, y se agarró súper bien. 

A la sala de recuperación pudieron pasar los familiares durante un periodo de 10 min, todos estábamos emocionados, y yo sorprendida también de que les dejaran pasar, así mi hermano pudo hacer la primera foto.

Bienvenido al mundo Alonso

Ya una vez que pasaron esas horas donde me exploraban constantemente para saber si la cesárea había cerrado bien, nos subieron a la habitación donde ya pudimos hablar con el resto de familiares.

Haciendo piel con piel desde que nació


La verdad es que fue un día muy intenso, pero teníamos tantas ganas de verle que se olvidó toda latension en cuanto le vimos la carita.

A partir de aquí os contaré mi experiencia en la lactancia materna, sin duda el mayor reto personal que haya hecho nunca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s