Caipirinhas, un diamante y algo más…

Hace ya 3 años, en abril de 2011, mi empresa decidió que me fuera a Brasil a trabajar durante 6 meses.

Lo que iba a ser un gran proyecto profesional se convirtió en nada que ver, porque finalmente la empresa cerro su sede en Sao Paulo y todo mi trabajo no sirvió para nada.

Pero eso no significa que la experiencia no fuera buena, todo lo contrario, ha sido una de las mejores experiencias de mi vida.

Despedida

Despedida

Recién salida de una operación me fui con 3 maletas gigantes a Sao Paulo.

Despues de un viaje de muchas horas y bastante nerviosa, llegué al hotel, y la vista que tuve al subir al atico del edificio fue extremecedora, bloques y bloques y bloques de edificios sin parar.

Al dia siguiente ya vi a uno de los directores de Madrid, con el queme llevaba muy bien, y ya estuvimos de turismo por Sao Paulo, y hasta en la playa de Santos, ciudad de Pelé.

Al pocor de llegar yo a la oficina contrataron a la directora de financiero, una española de armas tomar que se conocia Sao paulo como la palma de su mano.

Y claro, me pegue a ella cual lapa se tratase, y la verdad es que gracias a ella, fue una experiencia inolvidable.

Se convirtió en una hermana mayor, no me dejaba ni a sol ni a sombra, y me cuidaba y protegia como tal. Me saco de fiesta, me presentó a mas españoles, me enseñó a decir cosas en brasileño cuando llegaba el camarero, nos ibamos juntas a hacer deporte al parque de Ibirapuera( ¿deporte yo a mis 34 años???), fue mi mayor apoyo y la primera persona a que le dije que estaba embarazada.

Sí me quede embarazada en Brasil, pero no de un morenito que me bailara Samba, sino de mi novio que fue a verme, pero eso lo contare mas adelante.

Bueno pues una se va para Brasil en abril y van pasando los meses, lentos no, lo siguiente, nunca el tiempo paso tan lento. Entre fiestas, cenas, trabajo tambien aunque no lo pareciera, fue pasando el tiempo. y volvi a Madrid 15 dias en verano, justo a tiempo para despedirme de mi abuelo que moriría una semana después de mi llegada, parece que me estuvo esperando.

En Agosto me volvi para ya pasar los ultimos 3 meses alli, celebramos mi cumpleaños como dios manda, con caipirinhas a tuti plen y con mis amigas.

Y a mediados de Septiembre llego él, mi HOMBRE, esta vez había pasado menos tiempo sin vernos pero nos habiamos echado mucho más de menos, tenía tantas de ganas de verle, abrazarle, sentir su olor, y como no, enseñarle a todas mis amigas el peazo de novio que tengo, y a él enseñarle Sao Paulo.

El día de su llegada el pobre venía hecho una piltrafa, pero como siempre tan guapooooo, pues esa noche me hizo una cenita especial (como siempre en casa), pero esa noche iba ser aun más especial, y no por la cena o los miles de kilometros que se hubiera hecho.

Cenita especial

Esa noche me esperaba la mayor sorpresa que me podían dar.

Estabamos ya viendo una pelicula, en ingles con subtitulos en Portugues (Mi chico no se estaba enterando de nada),y con toda la habitacion a oscuras me dijo que tenia una sorpresa para mi, yo entusiasmada le dije que me la diera YA!, y se fue a la habitación a por algo, empezo a decirme que me habia echado mucho de menos, que este tiempo separados habia significado mucho para el y valoraba todo lo habia hecho en los años que llevabamos juntos, y lo que estaba haciendo viviendome a miles de kilometros de toda mi familia, amigos y de el.

Y sin yo esperarmelo saco una cajita cuadrada que me habia traido mi prima de un viaje, y me quede un tanto sorprendida, ¿para qué me dara la caja de mi prima? y en ese momento me soltó esa frase que toda mujer quiere oir ( mujer que siempre ha querido encontrar a su principe azul) “¿Quieres casarte conmigo?” , tengo que decir que mi chico NO era de casarse bajo ningún concepto, y cuando abri la cajita y vi el anillo que estaba dentro casi me desmayo, era EL ANILLO de diamante que mi suegro le regaló a mi suegra cuando él nació, es decir una anillo con un diamante que tenia 35 años!!, la joya de la familia. Yo me quede flipado- “Pero si este es el anillo de tu madre?” fue lo unico que me salió ( tantas veces le habia dicho a mi suegra que ese anillo que nunca se quitaba del dedo lo iba a heredar yo…), y me explicó que se lo pidió a su madre para mi.

Con todo este escenario como era Brasil, cenita romántica, caipirinhas y anillo no podía decir que no.

En ese momento se nos plantearon dos cuestiones, organizar la boda para el año siguiente o tener un bebe, que ¿por qué un bebe?, porque un año antes habíamos tenido un aborto, y me operaron de un mioma muy grande, y la ginecóloga me dijo que tenia que ponerme ya que el arroz se me pasaba, asi que decidimos tener primero un bebe y luego tranquilamente organizar la super boda del año.

Los 15 días que estuvo Mi chico pasaron volando, ademas me dieron unos dias libres y pudimos disfrutar de la ciudad y de algunas visitas a los pueblos de cerca de Sao Paulo.

El ultimo día de mi vuelta estaba emocionada por el regreso, aunque con mucha pena por dejar tan buenos amigos allí, y a la que sali de la oficina por la noche decidí ir a una farmacia a comprarme un test de embarazo, a penas tenía un día de retraso, me fui a mi apartamento y me lo hice, dicen que hay que hacerlo con el primer pis de la mañana, pero yo lo hice por la tarde, y para mi sorpresa salió POSITIVO, estaba embarazada (otra vez).

Al día siguiente que me despedía de mis compañeros les comunique la noticia, y todos saltaron de alegría.

Mi viaje de regreso a Madrid fue super tranquilo, acomodada en mi asiento en Business, que vidorra, y durmiendo del tirón, esta vez no me puse ciega a cava y vino como en los viajes anteriores, esta vez tenia que empezar a cuidarnos.

Cuando llegué mi chico me estaba esperando en el aeropuerto junto a mis padres y mi hermano y mi cuñada, el resto de la familia estaba en casa esperandome.

En cuanto nos subimos en mi coche ( un Clio de 10 años viejito) le dije que tenia algo que contarle, y va y me lo suelta el!!, ¿que pasa ya tengo cara de embarazada en cuestion de 24 hr?, nos pusimos supercontentos y con caras de, -“la que hemos liado!!”

POr la tarde, cuando ya estábamos toda la familia reunida no pude esperar la ocasión de dar las dos noticias, una que nos casabamos y otra que estábamos embarazados, pues con inmensa alegría nos felicitaron por la segunda sorpresa, porque la primera no se la creían, muy fuerte lo de mi familia, para que veáis lo negado que era mi novio a casarse que a todos ya nos tenía más que convencidos, menos mal que días después asistiéndole mucho a mi madre ya me creyó.

Y aquí comienza mi vida de embarazada, y como no podía ser menos mi chico relató todo nuestro embarazado en un blog que os invito a leer, porque es super divertido:

http://yotambienestoyembarazado.blogspot.com.es/

Hasta la próxima.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s